Chromecast: todas las claves de su evolución

Chromecast: todas las claves de su evolución

Aunque ya os hemos hablado de este pequeño y maravilloso dispositivo con anterioridad, vamos a hacer un pequeño repaso para ver qué tal le sientan los años y cuáles son todas las claves de la evolución del Chromecast.

«Chromecast de 3ª generación»

 

PRIMERA VERSION

El chromecast de primera generación se puso a la venta en 2013. Se trataba de una especie de stick con la conexión hdmi a un extremo al que se conectaba directamente en el televisor, inicialmente era muy limitado en cuanto a funciones ya que se limitaba a reproducir lo que se enviaba desde el smartphone sin mostrar más información.

Poco se conoce del hardware que monta, Google no suele dar demasiada información al respecto. Un chip monocore a una frecuencia de de unos 700 MHz, 512 MB de memoria RAM y conexión Wi-Fi 802.11 b/g/n a 2,4 GHz.

 

¿COMO FUE EVOLUCIONANDO?

La segunda generación se puso a la venta en 2015, siendo una renovación bastante interesante. Se añadió una interfaz gráfica con la cual podíamos tener más información del estado del dispositivo. Dos años aprendiendo y mejorando el software del dispositivo hicieron de éste un producto mucho más maduro.

Entre las mejoras de hardware más notables nos encontramos con que el procesador pasa a ser dual core a 1,3 GHz y se amplía la conexión WiFi a 802.11 b/g/n/ac (2,4 GHz y 5 GHz). Otro de los cambios notable lo encontramos en el aspecto, el cual pasa a tener forma circular con un cable integrado con la conexión hdmi.

«Chromecast de primera y segunda generación respectivamente, en el que

podemos ver el gran rediseño que se hizo»

 

La tercera generación es una versión con muy pocas novedades, de hecho el cambio más significativo es el aspecto visual, sin ser tampoco muy notable, y el aumento de rendimiento del procesador en un 15% según Google. Como novedad se lanzó una versión un poco más «premium» llamada Chromecast ultra, que se trata de una versión más potente capaz de reproducir contenido 4K, coincidiendo con el estándar de esta resolución en las teleivisiones de consumo. Tengo que mencionar que las versiones anteriores a esta sólo reproducen contenido 1080 a 60Hz.

 

 

PROBANDO CON EL AUDIO

En 2015, junto al Chromecast de segunda generación, se presentó también una versión destinada exclusivamente al audio.

Esta variante del dispositivo es muy similiar al Chromecast 2 en cuanto a aspecto exterior, diferenciándose, como es de imaginar, en la propia conexión física, que pasa a ser una conexión jack 3,5 mm. Esta versión está preparada para ser conectada a un equipo de audio y con ello poder reproducir tu música favorita de plataformas como Spotify, Google music entre otras, sin que el propio equipo de audio tenga conectividad inalámbrica.

Lamentablemente, Google ha decidido poner fin a su fabricación y, aunque sigue funcionando perfectamente, ya no se encuentra disponible para su venta (o al menos de forma oficial).