¿Es mi móvil realmente resistente al agua?

¿Es mi móvil realmente resistente al agua?

En los últimos años, una de las características más llamativas de nuestros móviles ha sido la inclusión de la resistencia al agua. ¿Realmente son nuestros móviles resistentes al agua? ¿Cubren las garantías los daños al mojarse nuestro móvil?

 

Certifificacion ip

 

¿Cómo se mide la resistencia al agua?

La certificación IP (del inglés: Ingress Protection) mide la protección de los dispositivos eléctricos o electrónicos respecto a entrada contra materiales extraños, mediante la norma CEI 60529. La forma de representar la certificación es con IPXY,  en el que X representa el nivel de protección a líquidos e Y que representa el nivel de protección ante el polvo.
En el caso de los móviles, las más comunes son IP68 e IP67:

IP67:
– Nivel máximo de resistencia al polvo: no debe entrar polvo en el teléfono bajo ninguna circunstancia.
– El teléfono debe aguantar 30 minutos a un metro de profundidad sin que entre nada de agua. De mojarse en agua salada hay grave riesgo de corrosión.

IP68:
– Nivel máximo de resistencia al polvo: no debe entrar polvo en el teléfono bajo ninguna circunstancia.
– Inmersión completa y continua. El fabricante certifica números concretos y debe especificarlos a la hora de hacer la prueba. El requisito es que sea más de un metro, más de 30 minutos. La realidad es que está más o menos estandarizado: certificar IPX8 implica aguantar a 1,5 metros durante 30 minutos. De mojarse en agua salada hay grave riesgo de corrosión.

 

 

¿Cúal es la garantía de los fabricantes ante un terminal mojado?

Apple: Este texto está extraído directamente de la web del iPhone 11 “El iPhone 11 Pro y el iPhone 11 Pro Max son resistentes a las salpicaduras, el agua y el polvo. Las pruebas se han realizado bajo control en un laboratorio y ambos modelos han obtenido la calificación IP68 según la norma IEC 60529 (hasta 4 metros de profundidad durante un máximo de 30 minutos). La resistencia a las salpicaduras, el agua y el polvo no es permanente y puede disminuir como consecuencia del uso habitual. No intentes cargar el iPhone si está mojado. Consulta el manual del usuario antes de limpiarlo o secarlo. La garantía no cubre los daños producidos por líquidos”.

Samsung: Extraído del manual de los Galaxy S10 y Note10: El dispositivo ha sido sometido a pruebas en un ambiente controlado y se ha demostrado que es resistente al agua y al polvo en situaciones específicas (cumple con los requisitos de la clasificación IP68, según se describe en la norma internacional IEC 60529 – Grados de protección proporcionados por envolventes [Código IP]; condiciones de prueba: 15–35 °C, 86–106 kPa, agua dulce, 1,5 metros, 30 minutos). A pesar de esta clasificación, su dispositivo podría sufrir daños en determinadas situaciones.

Huawei: Extraído de la página de P30 PRO: La protección contra el agua y el polvo no es permanente y la resistencia puede disminuir como resultado del desgaste normal con el paso del tiempo. No cargues el teléfono si está mojado o en entornos húmedos. Consulta el manual para instrucciones de limpieza y secado. La garantía no cubre los daños provocados por la inmersión en líquidos.

Como conclusión, vemos que aunque los dispositivos sí que son resistentes al agua, esta podría desaparecer con el tiempo o no funcionar en diferentes situaciones. Por este motivo os recomendamos tener vuestro móvil lo más lejos de los líquidos posible. En el taller hemos visto demasiados terminales resistentes al agua de todos los fabricantes (apple, samsung, huawei…) fallecer por los daños sufridos por líquidos.

Aquí os dejamos algunos consejos por si alguna vez se moja vuestro dispositivo.

Si necesitáis llevaros el móvil a la playa o piscina para poder haceros una foto de «aquí sufriendo…», os aconsejamos llevar alguna bolsa impermeable para que esa foto no acabe en tragedia: